Seguro que has oído hablar alguna vez del peeling facial, pero, ¿realmente sabes qué es y cuáles son sus beneficios? Teniendo en cuenta que nuestra piel está en constante renovación y que no siempre lo hace al ritmo que nos gustaría, un peeling facial te ayudará a potenciar esa renovación así como a lucir una piel sana y brillante. En nuestro post de blog de hoy, te contamos con todo lujo de detalles qué es un peeling facial y cuáles son sus principales beneficios. ¡Atenta, que empezamos!

Qué es un peeling facial

Antes de explicarte qué es un peeling facial, debes ser consciente de que nuestro rostro es la parte del cuerpo donde más se nota el envejecimiento cutáneo. Además, la piel está continuamente expuesta a agentes dañinos como la radiación solar, la contaminación, los cambios de temperatura, el estrés… Todo esto genera un deterioro en la piel y la aparición de impurezas.

Para mejorar el aspecto de nuestra piel, fomentar su renovación y conseguir una piel más suave, uniforme y tersa surge el peeling facial. Este tratamiento estético consiste en eliminar de forma superficial las células cutáneas de la piel promoviendo su renovación a la vez que estimulamos la producción de colágeno. Este tratamiento se realiza con la aplicación de ciertas sustancias químicas, dependiendo del tipo de necesidades que tenga cada piel, que provocan un efecto exfoliante. Esto nos ayudará a eliminar esas células muertas, cerrar y limpiar poros, disimular arrugas e incluso impulsa el rejuvenecimiento del rostro.

Beneficios de un peeling facial

Como ya hemos comentado, un tratamiento facial de este tipo nos ayudará a conseguir una piel más bonita, radiante y de aspecto juvenil. Sin embargo, este no es el único beneficio que tiene. A continuación te detallamos los principales beneficios de un peeling facial:

  • Reduce la aspereza de la piel así como las impurezas y las marcas y manchas del acné, del sol…
  • Reduce los poros abiertos, las marcas de expresión y las arrugas.
  • Aporta luminosidad e hidratación al rostro.
  • Mejora la tersura de la piel.
  • Corrige el daño solar y el envejecimiento prematuro que este causa, sobre todo en la piel de la cara.
  • Contribuye a la renovación celular potenciando la formación de colágeno y elastina.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Multiplica la efectividad de los productos de cuidado facial. Debes tener en cuenta que antes de hacerte un peeling facial, tu cara tiene una capa superficial de piel muerta que impide que los productos que utilizas sean absorbidos de forma directa por la piel.
  • Te ayudará a relajarte y tomarte un tiempo para ti, para cuidarte y quererte.

Mujer con un rostro rejuvenecido, luminoso y terso.

Tipos de tratamientos

Por último, es importante que sepas que existen un gran número de peelings faciales: el peeling químico, el peeling mecánico, las exfoliaciones físicas con láser… Nuestra recomendación es que sea un profesional de la medicina estética, como los que conforman nuestro equipo, quien te aconseje sobre qué tipo de peeling facial es el adecuado para tu tipo de piel y necesidades. Igualmente, en nuestro blog, te contamos un poquito más acerca del peeling químico y sus ventajas.

Y si te has quedado con ganas de saber más acerca de cómo cuidar tu piel ahora que ya ha empezado el frío, AQUÍ puedes descubrir algunos consejos para preparar la piel para el frío. Si por el contrario, quieres reservar una cita, contarnos tu caso y que te recomendemos los tratamientos más adecuados para ti, puedes solicitar tu primera consulta GRATUITA rellenando el siguiente formulario: