MANCHAS FACIALES

Cómo eliminar manchas faciales y cuperosis y rosácea.

El envejecimiento actínico de la piel (consecuencia de la exposición sistemática al sol), las manchas faciales por pigmentación excesiva y, en general, las imperfecciones de origen melánico, son problemas habituales en nuestro tiempo.

Solo a través de un tratamiento eficaz y que incida sobre el proceso de la melanogénesis es posible dar una solución, permitiendo a las personas afectadas eliminar las manchas de cara, manos y escote, y recuperar la tersura de su piel y devolverle su luminosidad.

Técnicas y tratamientos para eliminar las manchas faciales

Las dos técnicas más eficaces son el peeling químico y la fototerapia.

Peeling químico

El tratamiento despigmentante se consigue con la aplicación de diversas sustancias sobre la piel, que bloquean, estabilizan y reducen o “blanquean” la melanina, responsable de la aparición de las manchas.

En CLÍNICA SACHER, nuestros especialistas, utilizan siempre la mejor combinación de sustancias despigmentante, según requiera cada paciente, y según la intensidad , localización y características de las manchas (acido kojico, azelaico, cafeico, mandélico, etc). Se realizan baterías de 4 a 6 peelings médicos.

El peeling químico es uno de nuestros tratamientos faciales por excelencia.

Láser / IPL

El láser y/o IPL a menudo se combinan con los tratamientos de peeling químico para obtener resultados más óptimos. Tanto los láseres como los IPL tienen según su longitud de onda, “apetencia” por la melanina a la que destruye por efecto calórico.

Los tratamientos se realizan en secuencias de 3 a 6 sesiones, con intervalos de 3 a 4 semanas.

Tras los tratamientos, tanto en láser/IPL o peelings químicos, el paciente pude reanudar su actividad habitual, ya que la piel no queda deteriorada.

Importante es el protocolo domiciliario que el médico prescribe al paciente para que en casa se continúe el tratamiento y resultado iniciado en clínica y por tanto optimizar el resultado.