CELULITIS

El LPG es uno de los tratamientos para la celulitis más efectivos. También sirve para combatir la flacidez corporal.

En el origen de la celulitis, además de factores hereditarios y/o constitucionales, existe siempre una alteración de la microcirculación sanguínea, en ocasiones acentuada por factores externos (anticonceptivos, tabaco, prendas ajustadas, sedentarismo…, etc.).

Las células de grasa (adipocitos) aumentan su tamaño y se agrupan en islotes (nódulos); entre éstos se forman unos tabiques fibrosos verticales que determinan el clásico aspecto de la piel celulítica, la denominada “piel de naranja”.

Desde Clínica Sacher disponemos de distintos tratamientos para esto, como son los siguientes.


MESOTERAPIA

La mesoterapia consiste en la administración de pequeñas cantidades de medicamentos para el tratamiento de la celulitis y otras patologías. Su administración tiende a estimular la capacidad de reacción endógena del organismo y carece prácticamente de contraindicaciones. La aplicación de esta técnica en medicina estética debe establecerse como parte de un protocolo terapéutico en el cual se asociarán métodos cosméticos, tales como masajes, aparatos y cuidados de la piel.

La mesoterapia es uno de los tratamientos de elección para la celulitis difusa. Se obtiene una neta mejoría de la calidad de la piel (“piel de naranja”), una disminución importante del volumen tisular, y una desaparición casi completa de la pesadez e hinchazón de las piernas. Es aconsejable la asociación con otros tratamientos. Los resultados no son definitivos, por lo que se debe programar siempre un mantenimiento.


ELECTROTERAPIA para acabar con la celulitis

La electroterapia es una técnica en la que utilizamos productos de aplicación tópica, que simplemente mejoran la transmisión, o contienen fármacos con actividad en el proceso que se está tratando, resultando vehiculizados al interior de los tejidos por la onda o corriente empleada. La electroterapia utiliza los siguientes procedimientos:

Por corrientes

Gimnasia pasiva: tonificación muscular

Interferenciales: tonificación muscular

Por efectos mecánicos

Ultrasonidos: tratamiento de la celulitis

Presoterapia: tratamiento de la insuficiencia venosa y los edemas de extremidades

Amasamiento tisular mecanizado con LPG: tratamiento de la celulitis y la flaccidez cutánea

En celulitis difusas, los resultados son muy buenos, sobre todo en la corrección del volumen y el aspecto de la piel. Es mucho más eficaz en asociación con programas dietéticos, tonificación muscular (ejercicio físico: natación, gimnasia de mantenimiento,…) y otros tratamientos locales (mesoterapia).


LPG: ENDERMOLOGÍA, el tratamiento estrella para combinar y acabar con la celulitis

El LPG, ya sea por sí solo o combinado con la mesoterapia, es sin duda el tratamiento estrella para acabar con la celulitis. Esta técnica se realiza con un sofisticado equipo de electromedicina, controlado por micro-procesador, que combina, en una particular pieza de mano que maneja el profesional, la acción de uno o varios rodillos motorizados, que giran ejerciendo una presión positiva sobre la piel, y la succión (presión negativa) de esta entre aquellos.

El amasamiento tisular:

• Favorece la liberación del contenido graso de los adipocitos

• Favorece la desorganización de los nódulos celulíticos

• Mejora la circulación sanguínea

• Flexibiliza y distiende los tractos fibrosos que existen entre los nódulos celulíticos.

Habitualmente se asocia, en la misma sesión, con otros tratamientos anticelulíticos: mesoterapia, electroterapia…

Tratamiento para la celulitis lpg


PRESOTERAPIA

La presoterapia en Medicina Estética consiste en la aplicación de una presión mecanizada mediante unas botas neumáticas ajustables que van desde el pie hasta la ingle y conectadas a un compresor de aire. Se ejerce una presión positiva que comienza en los pies y sube por los tobillos, pantorrillas y muslos, de esta forma se produce un vaciado y un masaje de todo el miembro inferior y se favorece el drenaje de la linfa y las venas de esa zona, quedando las piernas ligeras, descansadas y deshinchadas porque ya no hay retención de “líquidos”.

Por tanto la presoterapia se basa en una serie de movimientos de bombeo con presión constante o alterna en todo el sector de la pierna, simulando el movimiento de la linfa (que es quien recoge los residuos, desperdicios, impurezas, bacterias, etc, que provienen de la sangre.)