¡Hola! Las varices son un problema estético, pero también de salud, que preocupa a una parte bastante importante de la población, sobre todo a mujeres mayores de 35 años. Por eso, hoy hemos decidido hablarte sobre los tipos de varices y cómo tratarlas. Pero empecemos por el principio: ¿qué son las varices?

Las varices son, en pocas palabras, dilataciones de venas que no cumplen correctamente con su función de transportar sangre, por eso se les denomina también insuficiencia venosa periférica. Al no transportar bien la sangre, esta se acumula formando así dilataciones más o menos graves dependiendo del grado en el que se encuentren.

Como hemos mencionado al inicio del artículo, no solo deben tenerse en cuenta y tratarse por estética, sino que pueden provocar síntomas y problemas de salud más graves, sobre todo aquellas personas que tengan algún factor de riesgo, como problemas de corazón.

Se calcula que entre un 10% y 15% de la población las padece, teniendo en cuenta solamente aquellas que llegan a tratarse médicamente. Este porcentaje aumenta con la edad y el sexo, ya que las mujeres suelen sufrirlas más que los hombres. Por ejemplo, se considera que el 20% de las mujeres mayores de 35 años tienen varices de grado I.

Ahora que conocemos un poco más este problema, es momento de ver los tipos de varices que hay y cómo tratarlas.

tipos-de-varices

Tipos de varices

Varices de grado I o varículas

Visualmente, solo se ven algunas venas finas a través de la piel de color violáceo o de tonos rojizos. Cuando aparecen en forma de estrella se les conoce como arañas vasculares.

Por regla general, no duelen ni tienen síntomas médicos, por lo que se consideran problemas de carácter solamente estético. Sin embargo, sí pueden conllevar pesadez o cansancio de piernas.

Varices de grado II

Las venas son más evidentes visualmente y es importante que se diagnostiquen y se traten, ya que empiezan a aparecer los primeros síntomas: pesadez de piernas, dolor, hormigueos, sensación de calor, calambres, protuberancias o picores y escozores.

pesadez-dolor-piernas-varices

Varices de grado III

Suelen aparecer cuando las varices de grado II no han sido tratadas. La dilatación aumenta exponencialmente y los síntomas están ya mucho más definidos. Además, pueden aparecer síntomas más graves como hinchazón de la zona, edemas y cambios de coloración en la piel afectada.

Varices de grado IV

Son las más graves, ya que son mucho más difíciles de tratar y pueden conllevar complicaciones médicas importantes, como zonas eczematosas o la aparición de úlceras (con peligro a infectarse).

Cómo combatir las varices

Ahora que ya sabemos qué son las varices, los tipos que existen y las complicaciones médicas que pueden ocasionar, es momento de hablar de algunos tratamientos a los que podemos someternos para erradicar dicho problema. Vamos a dividirlos en dos grupos distintos: tratamientos no quirúrgicos y tratamientos quirúrgicos. Antes de pasar a verlos, queremos recordarte que en Clínica Sacher contamos con todos los tratamientos que vamos a mencionar a continuación y podemos ayudarte a combatir las varices que tanto te preocupan. Si te interesa, échale un vistazo a toda nuestra oferta aquí.

Tratamientos no quirúrgicos

  • Se trata de una técnica de infiltración en las varices de un medicamento esclerosante. Por medio de una jeringa equipada con una finísima aguja, se inyecta el medicamento en los vasos enfermos. En una sesión se obtiene un éxito del 70% en la desaparición de las varices tratadas.
  • Láser Nd-Yag. La técnica consiste en exponer las varículas a una luz láser, con acción específica sobre el color rojo de la hemoglobina de la sangre, que borra las pequeñas venas.

Tratamientos quirúrgicos

  • Cirugía venosa selectiva. En manos de nuestra especialista y mediante pequeñas incisiones (habitualmente de menos de un milímetro) y un ganchillo especialmente diseñado, se procede delicadamente a la extracción completa o por segmentos de todo el trayecto varicoso.
  • Cirugía Endoláser. Es una técnica en la que se elimina la vena enferma introduciendo en su interior una fibra láser, a través de una pequeña incisión, que la esclerosará a través del calor.

tratamientos-varices

Y hasta aquí todos los tipos de varices y cómo tratarlas. Esperamos haberte despejado algunas de tus dudas y que, tras leer la información, sepas mejor en qué momento te encuentras y las acciones que deberías realizar, en caso de necesitarlas.

¡Por cierto! No olvides que en Clínica Sacher estamos aquí para ayudarte, por lo que si tienes cualquier pregunta o consulta, no dudes en ponerte en contacto y te responderemos cuanto antes. Solo tienes que rellenar el formulario a continuación y hacernos tu pregunta.



¡Muchas gracias y hasta la próxima!