¡Hola! Hoy en nuestro blog hablamos sobre cómo frenar la aparición de arrugas. Este es un tema que os suele preocupar mucho y, aunque la aparición de arrugas es un proceso natural que no puede evitarse, sí hay algunos hábitos que podemos adquirir para frenarlo un poco. ¿Quieres descubrirlos?

Las arrugas son una de las manifestaciones más típicas del envejecimiento de la piel, y la que más nos suele preocupar. No os vamos a mentir: no hay ninguna fórmula mágica que te hará parecer joven toda la vida, ya que contra la genética y la fisiología no se puede luchar. Sin embargo, sí existen hábitos que te ayudarán a tener la piel mucho más sana y evitar la aparición de signos de edad prematuros. ¿Te preguntas cómo frenar la aparición de arrugas? ¡Te lo contamos todo!

1. Hidrata bien tu piel

La hidratación y nutrición de tu piel es esencial para mantener su elasticidad que, al fin y al cabo, es lo que le da un aspecto más joven. Ayúdate de tratamientos cosméticos como cremas hidratantes o sérums, y no te olvides de ir probando diferentes marcas y formatos hasta encontrar las que mejor te funcionen.

2. Bebe mucha agua

Hidratar también tu cuerpo hará que tu piel se vea más jugosa, a parte de todos los beneficios corporales y de salud que beber mucha agua ya tiene (tener la piel más luminosa, mantener tu línea y acumular menos toxinas, etc.).

3. Sigue una dieta equilibrada

Sigue una dieta alta en vitaminas y minerales, elementos que puedes obtener de alimentos como: aceites sanos, frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secaos y semillas, entre otros. Evita al máximo los alimentos procesados o con exceso de grasas, azúcares y sal.

4. Protégete del sol todo el año

Aunque muchas veces lo olvidemos, los rayos UV son perjudiciales todo el año, no solamente en verano o en los días muy soleados. La radiación solar es una agresión bastante fuerte para nuestra piel, y junto con la contaminación, supone la mayor parte de la aparición de arrugas prematuras.

5. Duerme bien

No dormir las horas recomendadas tendrá como consecuencia, por un lado, la aparición de ojeras y bolsas en los ojos. Por otra parte, hará que la piel esté mucho menos luminosa, e incluso más seca.

¿Por qué no descansar puede provocar envejecimiento prematuro? Porque durante el descanso nocturno nuestro cuerpo aprovecha para realizar funciones de reparación y renovación de células: elimina las toxinas, fabrica colágeno y elastina, etc.

aparicion-de-arrugas-dormir-bien

6. Límpiate la cara antes de irte a dormir

La limpieza facial es imprescindible sobre todo si utilizas maquillaje diariamente. Si tu piel no está limpia, no se oxigena durante la noche, cosa que provoca que nuestros poros estén más abiertos, e incluso sucios.

7. Evita el alcohol y el tabaco

A parte de los efectos perjudiciales que tienen para nuestra salud en general, deshidratan y envejecen la piel.

8. Realiza actividad física

Hacer deporte en tu día a día hace que padezcas menos estrés y liberes endorfina, sustancia que frena la aparición de signos de la edad.

9. Combina tratamientos estéticos con médicos

Ponerte en manos de profesionales y cuidar tu piel con medicina estética es siempre un plus. Hay una gran oferta de tratamientos, tanto corporales como faciales, como rellenos de bótox, ácido hialurónico, peelings antiarrugas, etc.

Si te interesa tener más información sobre tratamientos antiedad, no dudes en ponerte en contacto con nosotros o descubrir la oferta de tratamientos antiaging que tenemos en Clínica Sacher.

rellenos-medicos-arrugas

¡Y hasta aquí nuestros consejos! Esperamos que os haya interesado nuestro post sobre cómo frenar la aparición de arrugas y que os haya motivado a seguir hábitos más saludables en vuestro día a día. ¡Ya veréis como empezáis a ver los resultados muy pronto!

Por cierto, si tienes cualquier duda o te interesa informarte sobre cualquier tipo de tratamiento médico o estético, ponte en contacto con nosotros y te daremos todos los detalles que necesites. Solo tienes que rellenar el siguiente formulario y te responderemos lo antes posible. Fácil, ¿verdad?



¡Gracias por leernos y hasta la próxima!